Noticias

Propuesta de reducción de consumo de R-22 en Chile:
Análisis, problemáticas y proyección nacional

Propuesta realizada por Víctor Andrade Cuadra, Ing. en Refrigeración y Climatización,
Profesor de refrigeración USACH y consultor independiente. victor.andrade@usach.cl, vandrade@vandrade.cl

Problemáticas ambientales

Actualmente, el planeta ha sufrido diversos problemas a nivel ecológico, muchos de ellos causados directamente por el hombre, por el uso de elementos contaminantes, generación de residuos tóxicos y creación de sustancias dañinas. El hidroclorofluorocarbono (HCFC) R-22 ha sido considerado como un componente dañino para la capa de ozono. Al tratarse de una sustancia más ligera que el aire, su velocidad de ascenso hasta la capa de ozono es mucho mayor, lugar donde producto de la alta radiación solar la partícula es fragmentada liberando sus átomos de cloro y generando la destrucción del ozono (O3), además de ser una sustancia que aporta al calentamiento global del planeta.


Protocolo de Montreal en Chile

Como bien es conocido en todo el mundo, las problemáticas han sido estudiadas por el Protocolo de Montreal, organización que se ha encargado de la búsqueda de soluciones, tomando como una de sus cartas principales, el desarrollo de un cronograma de reducción del uso de dichas sustancias.
Producto de lo anterior, en septiembre del 2007, fueron reacomodados los plazos de eliminación para dichas sustancias catalogadas como perjudiciales y dentro de las cuales se encuentra presente el HCFC siendo el de principal consumo en Chile el R-22.
A nivel nacional se destaca la Ley Ozono, que nos vincula como país con el cumplimiento de las ordenanzas del Protocolo de Montreal.
Según lo dispuesto por el Protocolo de Montreal, el cronograma de reducción para Chile es:

• 2013: congelamiento inicial línea base (entiéndase esta última, el promedio de consumo de los años 2009-2010)

• 2015: reducción de consumo del país de un 10% línea base.

• 2020: reducción de consumo del país de un 35% línea base.

• 2025: reducción de consumo del país de un 67,5% línea base.

• 2030: reducción casi total del consumo.


Actualidad del Mercado Nacional

El consumo del R22 en el mercado nacional se distribuye en 10 grupos principales, indicados a continuación:

Así mismo, también es posible la descripción del flujo del refrigerante en el país en el año 2009:


Rubros

Se ha logrado estimar un aproximado de un 20% de consumo en el área de climatización y un 80% para el área de la refrigeración. Se ha identificado un consumo de un 10% para instalaciones y reinstalaciones de equipos, y un 90% para acciones de mantención en ambas áreas. Así, el consumo, en base a la línea de importaciones 2009 alcanzó un total aproximado de 900 toneladas métricas de R-22.


Propuestas para la disminución de consumo de R-22

Estas propuestas tienen como finalidad que el cumplimiento del cronograma de eliminación de consumo del R-22 no sea por un mecanismo restrictivo legislativo, pues éste generaría un impacto negativo en nuestro rubro, tanto a empresas como personas. Lo ideal es que el medio vaya efectuando sus políticas de reducción de consumo, que hagan innecesaria la restricción impositiva. Dichas propuestas se dividen en dos bloques: Corto-Mediano Plazo, y Mediano- Largo Plazo.


Propuestas a Corto-Mediano Plazo (período 2010-2020)

Término de Instalación de Equipamiento con R-22

Instalación de nuevos equipos de refrigeración y climatización que utilicen como refrigerante los HFCs o los conocidos refrigerantes naturales, según sea su aplicación prefiriendo los equipos de alta eficiencia energética.


Certificación de técnicos y generación de Organismo Certificador

Desarrollo de un sistema de Certificación de Técnicos a nivel nacional, con el cual validar el nivel de conocimiento del técnico. Necesidad de un Organismo Certificador activo, que haga efectiva la validación de éstos. Para asegurar correctas y adecuadas acciones de instalación, mantención de equipos y la correcta manipulación de los refrigerantes.


Capacitaciones

Se hace necesario complementar el proceso de capacitación existente en Buenas Prácticas en Refrigeración y Reconversión para asegurar que dichas capacitaciones lleguen a toda la masa laboral.


Difusión

Al tratarse de un problema con consecuencias nocivas para el planeta y sus habitantes, es fundamental fortalecer el desarrollo de la difusión a nivel nacional, para que la ciudadanía tenga la sensibilidad y el conocimiento en la problemática. Esta difusión debe efectuarse a nivel educacional y en medios masivos de comunicación, como también a nivel técnico y de administrativos responsables de adquisición y mantención de equipos de refrigeración y aire acondicionado.


Acuerdos a nivel país

Estos serían acuerdos, tanto a nivel regional como nacional, con las asociaciones de usuarios más relevantes en consumo de R-22, con el fin que éstos generen las adecuadas políticas de adquisición, instalación y mantención de equipamiento frigorífico o de climatización. Lo anterior orientado a que disminuyan su consumo de R-22. Se sugiere que el primer sector con quien debería de intentarse estos acuerdos es el rubro de supermercados, por ser el área que representa el mayor consumo de R-22 en Chile.


Generar el o los Organismos de Control

Estos pueden ser de origen público o privado y se encargarán del adecuado control de ingenieros, técnicos y otros profesionales que trabajen en el rubro, velando que sus procedimientos de operación en mantención e instalación de los equipos de refrigeración y aire acondicionando, tanto en el ámbito técnico, como ético sean los más adecuados en el manejo del R-22.


Planta regeneradora

Estudiar la factibilidad y la posible instalación en Chile de una planta regeneradora de R-22.

Seminarios

Durante este período es de gran importancia la ejecución de seminarios que mantengan actualizado a los profesionales que se desempeñan en al área de la refrigeración y climatización.

Propuestas a Mediano-Largo Plazo (períodos 2020-2030)

Como bien ha sido identificado, en este período es necesaria la eliminación en la totalidad del consumo de refrigerante R-22 en el mercado chileno.


Reconversión o reemplazo

Debe favorecerse la reconversión o el reemplazo con nuevos refrigerantes, antes que la recarga con R-22 a los equipos.


Instalación de equipos sin R-22

Como alternativa a lo planteado, deben instalarse equipos con HFC o refrigerantes naturales, estos últimos en lo posible deben ser preferidos pues no generan ningún tipo de daño ambiental.


Normas de seguridad para instalaciones con refrigerantes naturales

Los refrigerantes naturales pese a que tienen una alta eficiencia termodinámica y ser inocuos al medio ambiente, son sustancias que tienen un riesgo potencial para los usuarios y público próximo a las instalaciones, por lo tanto favorecer su instalación, debe de ir acompañado con la adecuada normativa de seguridad.


Generar las normas para el almacenamiento y manejo de los refrigerantes naturales

Para minimizar el riesgo inherente de los refrigerantes naturales se deben generar las adecuadas medidas y normas de seguridad referente al: almacenamiento, distribución, transporte, carga, descarga, etc.


Perfeccionamiento docente del área de Refrigeración y Climatizacióna

Este perfeccionamiento es fundamental para poder en Chile tener los procesos formativos y de capacitación para el adecuado manejo de equipos y refrigerantes de las últimas tecnologías.


Implementación didáctica de los Centro Educacionales

Este equipamiento es fundamental para los adecuados procesos de formación y capacitación en las nuevas tecnologías de mínimo impacto ambiental.


Modificación de mallas curriculares

Esta modificación es fundamental para que los nuevo profesionales tanto a nivel técnico como ingenieril tengan la adecuada formación de las últimas tecnologías más inofensivas al medio ambiente.


¿Anulación del R-22?

Si a la fecha está disponible una tecnología inocua de destrucción del R-22 debe evaluarse la reconversión o reemplazos de los equipos que se encuentren operativos con dicho refrigerante.