Bancos de hielo

Cuando dentro de un proceso se requiere agua enfriada, la termo acumulación se transforma en la solución ideal, permitiendo reducir el costo inicial del sistema frigorífico, disminuir el costo de operación y obtener alta eficiencia y confiabilidad.

Especialmente sugerido para aquellos casos en que el proceso posibilita la acumulación por un tiempo no inferior a 10 horas, siendo muy fácil su amortización.

La formación de hielo puede lograrse por dos vías diferentes denominadas “external melt” e “internal melt”. En el primero, circula el fluido refrigerante por el interior de los tubos, generando y acumulando hielo sobre la pared externa de los mismos; bombeando el agua acumulada en el tanque, el retorno produce el derretimiento de dicha acumulación.

En el segundo caso, la solución eutéctica contenida en el tanque permanece estática y el derretimiento se produce por circulación en el interior de la batería de enfriamiento.

Algunas aplicaciones: Acondicionamiento de aire, alimentación, lácteos, etc.